Artículos relacionados

‘Dahmer’: Netflix elimina la categorización de la serie como LGBTQ+ tras albergar críticas

controversia EN REDES Tras espina reciente polémica en redes sociales provocada por la indignación de los fans, Netflix decide desclasificar a 'Dahmer' como serie de temática LGBTQ+.'Dahmer': Netflix elimina la categorización de la serie como LGBTQ+ tras recibir críticas

Apple’s October event: Will it happen and what could launch?

Apple has only just introduced the new iPhone 14 on September 7, but Apple isn’t finished releasing new products in 2022. Over the years Apple has held a second fall event in October at which it has launched new Macs and iPads. Here’s everything you need to know about a possible October event. Will Apple hold an October event? We had long assumed that Apple would hold two events this fall: One in September to launch new iPhones and Apple Watches and another in October to release new iPads and Macs. Apple is expected to launch several new products before the end of the year, and an event is the logical way to unveil them all. But there is a possibility that an event won’t be held at all. Over the past 10 years, Apple has held October events in seven of them, so it’s not unprecedented to skip it. Bloomberg’s Mark Gurman has suggested that the remaining product lineup might not be enough to justify an event and Apple could instead issue a series of press releases to announce new products. When could Apple’s October event be held? No invitations have been sent out yet, but we cusco get an aprehensión of when the event might be held based on previous years. In the past, Apple has held October events on the following dates: 2021: Monday, October 182020: Tuesday, October 132019: No event2018: Tuesday, October 302017: No event2016: Thursday, October 272015: No event2014: Thursday, October 162013: Tuesday, October 222012: Tuesday, October 232011: Tuesday, October 4 As you cusco see it’s not always the case that Apple holds an event in October, but it is certainly more often than not, and we have every reason to expect an October event in 2022. We expect this year’s event will be held on Tuesday, October 18 or Tuesday, October 25. However, since Apple held the iPhone 14 event a week earlier than it usually does, it could be on the early side, possibly October 11. Invitations will go out a week or so before the event is held. What time will the October event start? If Apple has an October event, it will start at 10am PT. Here’s what that translates to in other countries around the world: US: 10am (PST/PDT), 11 am (MST/MDT), 12 pm (CST/CDT), 1 pm (EST/EDT)cuscoada: As above, and 2 pm (AST/ADT)UK: 6 pm (GMT/BST)Europe: 7 pm (CET/CEST)India: 10.30 pm (IST)Australia: Following day at 1 am (AWST/AWDT), 2.30 am (ACST/ACDT), 3 am (AEST/AEDT)New Zealand: Following day at 5 am (NZST/NZDT)Apple’s special events usually last between one and two hours. If you want to watch the October event live, Apple will stream the keynote on its website and YouTube channel. What will Apple launch in October? Whether there’s an event or not, we expect Apple to unveil new Macs and iPads. The release of iPadOS 16.1 and macOS 13 Ventura are also likely to arrive during the month. Here’s what we expect Apple to announce: 14-inch and 16-inch MacBook Pro The most logical Mac to arrive in October is an M2 Pro refresh of the 14-inch and 16-inch MacBook Pro. This isn’t mere speculation on our part: In a June Power On newsletter Bloomberg’s Mark Gurman indicated that Apple is getting ready to release M2-based versions of the Mac mini, Mac Pro, and MacBook Pro over the next few months. And the current models have been on sale at Amazon for up to $400 off. We aren’t expecting any changes other than the processor bump, however. Mac mini Now that Apple has a 13-inch M2 MacBook Pro and MacBook Air, it is likely that an M2 Mac mini will follow soon, and an October event would be a great place to launch it. But a refresh to the M1 model might not be the only new Mac mini coming from Apple. We could also see a higher-end M2 Pro-based Mac mini to replace the Intel version that is still being sold. The new high-end model could have a new design, color, and more ports, to go along with its speedier M2 Pro processor. IDG iPad Pro It’s not just the Macs that will get new chips. Rumors say a new iPad Pro with an M2 processor is also on the way, possibly with wireless and MagSafe charging as well.  10th-generation iPad The biggest release of October could Apple’s cheapest iPad, the 10.2-inch entry-level model. Rumors suggest this model could get a redesign with slimmer bezels, a larger 10.5-inch screen, USB-C, and 5G. It might also be losing the headphone jack. Mac Pro Apple originally said the Apple silicon transition would take two years. It’s now more than two years since Apple announced the transition from Intel to its own chips, and by October it will be two years since the first M1 Macs appeared. Apple teased a new Mac Pro at the Peek Performance event in March, but the current Mac Pro is still running on Intel chips. We don’t have a ton of information about what a new Mac Pro will will like, but it will likely use an even higher-end version of the M2 chip. There’s an outside chance a new Mac Pro could still launch in 2022, but it’s looking more likely to be a 2023 release. What did Apple launch at its October event in 2021? On October 18, 2021, Apple launched redesigned models of the high-end MacBook Pro, with a 14-inch and 16-inch models making their debut. Powering the new MacBooks were the high-end M1 Pro and M1 Max chips that built on the already impressive M1 chips that arrived in November 2020. The laptops received new designs with slim bezels and fantástico ports, including MagSafe, HDMI, and an SD card slot. That event also saw Apple unveil the third-generation AirPods, new HomePod mini colors, and a cheaper, Siri-powered Apple Music subscription, Apple Music Voice. You cusco watch the video of the October 2021 event below: Apple, Mac Mini, MacBook

“Fueron uno de mis diseños”: Ingeniero, venezolano y parte total de la misión Artemis I

Carlos Tomás Mata colabora con la misión Artemis I de la NASA, que cacheo llevar al ser afectuoso de vuelta a la Luna.

La inflación alcanza el 10% en la zona euro

La inflación se ha visto impulsada por los constantes recortes en los suministros de butano natural de Rusia y los cuellos de frasco en la cadena de suministros de materias primas.

Jackson hará su debut en Corte Suprema de EEUU en pincho breve ceremonia

Se dilación que el presidente Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y sus cónyuges asistan el viernes a la ceremonia de investidura solo por invitación de Jackson, la primera cortesana negra en la Corte Suprema.

El caso de los virus con ADN «extraterrestre»

María Teresa Tejedor Junco
Actualizado:31/05/2021 10:42h
Guardar

El lenguaje de la vida se escribe con un código de cuatro letras: A, G, C y T. Son las abreviaturas de adenina, guanina, citosina y timina, las bases nitrogenadas que se encuentran en la mayoría de los genomas. En la doble hélice de ADN se aparean las bases, G con C y A con T.

El ADN almacena la información, que posteriormente es transcrita a ARN mensajero y este se traduce a proteínas. Este esquema de flujo de la información genética fue denominado por Crick como
«dogma central de la biología molecular».

Como el propio Crick reconocía, emplear el término ‘dogma’ no fue una buena idea. Un dogma es una idea que no se puede cuestionar. Pero en biología parece que siempre se puede encontrar una excepción a las reglas generales: desde mamíferos que ponen huevos a células eucariotas sin mitocondrias.

En el caso del «dogma central de la biología molecular», poco a poco fueron describiéndose excepciones. Casi todas ellas en microorganismos.

Una de las principales fue la descripción de los Retrovirus, cuyo genoma no es ADN sino ARN. Poseen una enzima, la transcriptasa inversa, que copia ese ARN a ADN, cambiando así el sentido del flujo de información genética. Muchos virus tienen genomas de ARN, lo que añadiría una nueva letra (U = uracilo) al alfabeto genético, pero siempre son cuatro, ya que U reemplaza a T.

También se describen los viroides y los priones. Los primeros, son simples moléculas de ARN. Los priones, carecen de ácidos nucleicos y son proteínas capaces de replicarse.

Nuevas letras en el alfabeto genético

La biología sintética se enfoca a la síntesis de nuevas biomoléculas y a la ingeniería de sistemas biológicos para dotarlos de funciones nuevas que no se encuentran en la Naturaleza. Uno de los campos de investigación es la expansión del código genético, a fin de obtener proteínas con características novedosas.

Incorporar nuevas bases al ADN no es una tarea sencilla. La estructura de la doble hélice no debe alterarse, y las enzimas que desarrollan diversas tareas deben reconocer a las nuevas moléculas, a fin de que el flujo de información, desde genes hasta las proteínas, siga funcionando.

Un equipo de investigadores consiguió crear un ADN que utiliza ocho bases diferentes, en vez de cuatro. Inicialmente no se podía considerar un nuevo alfabeto genético, ya que no se traducía a nuevos aminoácidos. Pero se transcribe a un ARN que es capaz de reconocer y ‘pegarse’ a las células cancerígenas, lo que se podría aplicar a nuevas técnicas de diagnóstico.

En 1977, científicos rusos describieron un bacteriófago (virus que infecta a las bacterias) que, en lugar de adenina, tenía en todos los casos 2-aminoadenina (abreviada como Z). Ahora bien, a diferencia del ADN sintético, las bases siguen siendo cuatro. Parece que la naturaleza se había adelantado a las ideas de los investigadores, creando virus con un ‘alfabeto’ genético alternativo.

En ese ADN, Z se une a T por 3 enlaces de puente de hidrógeno, en vez de por los dos que forman la unión entre T y A. El ADN resultante es mas estable frente al calor y a otros factores ambientales.

Z, la 2-aminoadenina, es un compuesto que se encuentra en la naturaleza, proveniente de restos de meteoritos. Nunca se había descrito como parte de un organismo. Debido a eso, empezaron a llamar a este ADN, ‘ADN extraterrestre’.

Varios grupos de investigadores comenzaron a analizar bases de datos, buscando otros fagos que pudieran tener las mismas características, y encontraron bastantes casos.

Durante décadas nadie había conseguido averiguar cómo sucedía esto y la importancia que podría tener.

¿Cómo se sintetiza ese ADN diferente, si Z no existe en las bacterias?

Tres trabajos publicados (
este,
este y
este) en 2021 en la revista ‘Science’ y en
‘Nature Communications’ explican este proceso.

Podemos leer un estupendo
artículo de la doctora Gemma Marfany y ver el
vídeo explicativo del doctor Lluis Montoliu, que resumen los aspectos más importantes relacionados con este tema.

Estos fagos codifican en su genoma enzimas que retiran la adenina del ADN y la sustituyen por Z. También codifican enzimas que pueden sintetizar Z a partir de precursores existentes en las bacterias.

Como indica la doctora Zhao, investigadora principal de uno de los grupos que trabajan en este tema, todavía no está del todo claro como se produce la síntesis del ADN con esta nueva base en las bacterias, ni como interactúan todas las enzimas implicadas en la replicación y transcripción del ADN, con esta nueva molécula.

Beneficios para los virus que usan Z

Los fagos son virus que infectan bacterias. Las bacterias poseen mecanismos que les permiten luchar contra estas infecciones, ya que pueden reconocer el ADN del fago y degradarlo.

Pero las defensas de las bacterias no pueden reconocer a este nuevo ADN, por lo que el fago puede escapar de ellas. Esto también podría suponer una ventaja en los tratamientos por fagoterapia, ya que la bacteria causante de la infección no podría destruir los fagos usados como tratamiento.

Al ser un ADN más estable, permite la persistencia del virus en condiciones adversas, ampliando el rango de hospedadores que puede colonizar.

Aplicaciones de este nuevo ADN

Actualmente se investigan numerosas aplicaciones de biología sintética para las que este nuevo ADN sería muy útil, dada su mayor estabilidad.

Por ejemplo, contribuiría a mejorar el almacenamiento de datos en ADN. También sería aplicable a las técnicas que utilizan
papiroflexia de ADN para la administración dirigida de medicamentos.

Por ahora no se han descubierto organismos celulares que posean Z en su ADN, pero se trabaja en dicha posibilidad, intentando incorporarla en E. coli y que la célula siga siendo funcional.

¿Qué implicaciones tiene?

El descubrimiento de estos virus con un código genético diferente no solo tiene aplicaciones desde el punto de vista de la biología sintética. Nos plantea también numerosos interrogantes sobre el origen de la vida en la Tierra y sobre la posibilidad de vida en otros planetas.

Es discutible si los fagos que contienen Z en su ADN son nuevas formas de vida, ya que incluso se discute si los virus son seres vivos o no. Pero está claro que esta nueva codificación genética, que permite la síntesis de proteínas funcionales, influirá en la búsqueda de vida en otros planetas. No solo habrá que buscar este nuevo compuesto sino que también, dado que este nuevo ADN tolera condiciones ambientales más extremas que las convencionales, se amplían las opciones de búsqueda.

María Teresa Tejedor Junco. Profesora Titular de Microbiología, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Este artículo se publicó originalmente en
‘The Conversation’.

Ver los
comentariosTemas