así está la guerra del ‘streaming’ en videojuegos

Artículos relacionados

Hallan restos humanos en lago de EEUU vaciado por sequía

Las autoridades hallaron más restos humanos en la zona recreativa del Lago Mead al este de Las Vegas, donde las aguas han cedido debido a la sequía que agobia a la región, se informó el domingo. Es la cuarta vez que se descubren restos humanos en la zona, en momentos en que la sequía que afecta al oeste de Estados Unidos hace bajar las aguas en el río Colorado detrás de la Represa Hoover. Funcionarios del utilidad Guardabosques fueron convocados al aldea en la frontera entre Nevada y Arizona a eso de las 11 a.m. del sábado, al descubrirse los restos óseos en Swim Beach. Poco después, un equipo policial y de rescate fue para extraer los restos. Las autoridades dijeron que tratarán de establecer la causa de muertes, y al mismo tiempo escudriñarán registros sobre personas desaparecidas. El 1 de mayo fue hallado un barril con restos humanos cerca de Hemenway Harbor. La policía maneja la hipótesis que se trata de un hombre que murió baleado y cuyo cuerpo fue arrojado allí entre mediados de los los setenta e inicios de los ochenta. Pocos días después fueron hallados restos esqueléticos en Calville Bay. Y luego, el 25 de julio, fueron hallados más restos humanos en Boulder Beach. La policía ha especulado que al ceder más las aguas se descubrirán más restos. Los hallazgos han desatado teorías sobre casos antiguos de personas desaparecidas o asesinadas, quizás vinculados al crimen organizado y a la fundación de la ciudad de Las Vegas, que está a apenas 30 minutos en carro del lago. Las aguas del lago han caído más de 52 metros (170 pies) desde la última vez que el embalse estaba lleno, en 1983. La caída de las aguas ocurre en momentos en un creciente número de estudios científicos apuntan a que el planeta se está calentando, principalmente debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que quedan atrapados en la atmósfera.

Biden dice que está preocupado por los movimientos de China en malacate a Taiwán

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la vigor para someterlo a su control.

Agencias de inteligencia de EEUU se enfocan en China y Rusia

Las crecientes acciones amenazadoras de China y Rusia preocupan a las agencias de capacidad de EEUU.

Trump dice que agentes del FBI allanaron su casa de Florida

El expresidente Donald Trump dijo en un delegación que su casa de Florida fue allanada el lunes por agentes del FBI.

Se esperan al a salvo 100.000 personas para lanzamiento de la NASA a la Luna

El cohete es sitio del programa Artemis de la NASA, que tiene como objetivo ocasionar a los humanos de regreso a la Luna en algún momento de esta década.

Compartir

Microsoft quiere ser la que marque el paso en la industria del videojuego en los próximos años. La tecnológica ya lo dejó claro en 2017, cuando lanzó Game Pass, esa suerte de cajón digital tipo Netflix donde el jugador puede escoger entre más de un centenar de obras a cambio del pago de un pago mensual de 10 euros. Ahora, la división de videojuegos de la firma, Xbox,
ha anunciado, dentro del marco de la Gamescom 2021, que antes de que acabe el año todos sus usuarios, tanto los que tengan consolas de la presente generación como los que aún aprieten botones en un mando de Xbox One, podrán jugar a los más de 100 videojuegos del

 Game Pass en la nube. Exactamente igual que si viesen una película en Amazon Prime Video o Disney +.

La compañía lleva años perfilando
Xbox Cloud Gaming, su herramienta para este tipo de juego, que, por el momento, se encuentra en fase beta. Gracias a ella, la plataforma puede ser empleada actualmente en ‘smartphones’ -iOS o Android- y en tabletas. Ahora, con la llegada del servicio a las consolas de la compañía, los usuarios podrán comenzar a jugar en el acto desde sus sobremesas; simplemente haciendo un ‘clic’. Sin necesidad de realizar ninguna descarga de contenido. Además, la funcionalidad será muy útil a la hora de jugar online con amigos, ya que no hará falta esperar a que el título esté instalado para unirse a la partida.

Más allá de la posibilidad de probar juegos sin necesidad de pasar horas de espera, la llegada de la nueva herramienta permitirá a los usuarios de Xbox One disfrutar de un puñado de los títulos de nueva generación que no son compatibles con sus sistemas. Algo que, seguro, será del agrado de todos aquellos que, casi un año después, siguen sin poder adquirir un nuevo sistema debido a las dificultadas de las tecnológicas para cubrir la creciente demanda. Entre las obras que estarán disponibles para este tipo de usuarios se encuentran ‘
Microsoft Flight Simulator’ o ‘The Medium‘. Lo único que tendrán que hacer para jugarlos es contar con una cuenta de Game Pass Ultimate.

Imagen de Game Pass con la llegada del juego en la nube para consolas. El usuario solo tendrá que hacer ‘clic’ en el icono que recoge una nube para empezar la partida sin necesidad de instalar – Xbox

Desde hace años, la estrategia de Microsoft dentro del terreno del videojuego ha pasado por la democratización del juego como servicio: permitir al usuario jugar en el dispositivo que sea y al videojuego que quiera a cambio de un pago mensual. A diferencia de Sony y PlayStation, que obligan a adquirir sus grandes lanzamientos exclusivos por separado,
Xbox apuesta por ponerlos, desde el día de salida, en el Game Pass; lo que permite al ‘gamer’ disfrutarlos sin necesidad de realizar un pago extra. Precisamente, eso es lo que ocurrirá en los próximos meses con propuestas tan esperadas como ‘Halo Infinite‘, ‘Forza Horizon 5‘ o ‘Age of Empires 6‘.

A la compañía, como decimos, no le importa que utilices una consola de la marca u otro dispositivo para jugar en su plataforma. «No quiero que mi equipo se concentre en las ventas de consolas. El resultado principal de todo el trabajo que hacemos es cuántos jugadores vemos y con qué frecuencia juegan. Eso es lo que impulsa a Xbox», afirmó recientemente Phil Spencer, la cabeza de la división de videojuegos de Microsoft, en una entrevista con ‘The Guardian’.

La guerra del ‘streaming’

Mientras que Microsoft y Xbox siguen dando pasos para que el usuario pueda jugar en la nube, varias empresas comienza a mirar con interés la posibilidad de subirse al carro. Más teniendo en cuenta que el videojuego cada vez cuenta con más adeptos, y que, en concreto, el juego online y digital, pandemia mediante, ha experimentado un crecimiento enorme en los último meses. Así lo demuestra, por ejemplo, el último
anuario de la Asociación Española del Videojuego, en el que se recoge que, durante 2020, las ventas de títulos digitales (957 millones de euros) fueron superiores al formato físico (790 millones de euros) por primera vez en la historia.

La última empresa que ha anunciado su entrada en la industria ha sido Netflix, que,
en sus primeros pasos, solo añadirá juegos para dispositivos móviles. Y es que el empleo del ‘streaming’ en videojuegos no es algo sencillo. Ni mucho menos. «Hay muchas cosas peliagudas que rodean al videojuego en ‘streaming’», explicaba recientemente a ABC Jon Cortázar, director ejecutivo del estudio de desarrollo español Relevo.

«Por un lado ofrece ventajas, porque no te obliga a tener una máquina potente. Pero después está la pega de siempre, que es que tienes que tener una conexión realmente buena y sin picos de bajada para que eso funcione. En ‘streaming’ las imágenes te vienen directamente a la pantalla y tienen que hacerlo en alta resolución y con una velocidad de fotogramas aceptable. Luego también está el problema del ‘lag’, la diferencia de tiempo entre que yo pulso un botón y se ejecuta en pantalla la orden que he dado. Esto debe ser inmediato, porque sino la experiencia se resiente completamente. Hasta el momento muchos lo han intentado y pocos han tenido éxito», añadía.

Google, por su parte, intentó tirar abajo la puerta en 2019 con Stadia, su servicio de suscripción para jugar a videojuegos en la nube. Entre los títulos disponibles, previo pago individual, figuran algunos de los más importantes y reconocibles de los últimos años. Sin embargo, los
problemas de rendimiento iniciales de la propuesta, así como los requisitos para su uso, afectaron notablemente su adopción. Recientemente el buscador anunció el cierre de su estudio de desarrollo propio y actualmente se está centrando en convencer a estudios externos para que escojan su plataforma para compartir sus creaciones.

Amazon, mientras tanto, sigue perfilando la llegada de Luna, su servicio de videojuegos en ‘streaming’ a todo el mundo. Por el momento, solo está disponible en Estados Unidos, y ni siquiera en todo el país. Se espera que su despegue a nivel global se produzca en los próximos meses.

PlayStation, por detrás

Respecto a las compañías más tradicionales, como Nintendo y PlayStation, por el momento los movimientos para la democratización de esta tecnología son escasos; incluso nulos, en el caso de la empresa propietaria de Super Mario. Mientras Xbox Game Pass cuenta actualmente con una comunidad superior a los 20 millones de jugadores, el servicio equivalente de Sony, PS Now, se encuentra en los 3,2 de acuerdo con los
datos más recientes compartidos por la tecnológica.

La firma notificó recientemente en un
comunicado que tiene el objetivo de incrementar la comunidad global directamente relacionada con la empresa -conformada por 160 millones de usuarios- hasta los mil millones, y para ello es consciente de que es vital fortalecer su servicio PlayStation Now.