Descubren virus desconocidos de hace 15.000 años en un glaciar en China

Artículos relacionados

Hallan restos humanos en lago de EEUU vaciado por sequía

Las autoridades hallaron más restos humanos en la zona recreativa del Lago Mead al este de Las Vegas, donde las aguas han cedido debido a la sequía que agobia a la región, se informó el domingo. Es la cuarta vez que se descubren restos humanos en la zona, en momentos en que la sequía que afecta al oeste de Estados Unidos hace bajar las aguas en el río Colorado detrás de la Represa Hoover. Funcionarios del utilidad Guardabosques fueron convocados al aldea en la frontera entre Nevada y Arizona a eso de las 11 a.m. del sábado, al descubrirse los restos óseos en Swim Beach. Poco después, un equipo policial y de rescate fue para extraer los restos. Las autoridades dijeron que tratarán de establecer la causa de muertes, y al mismo tiempo escudriñarán registros sobre personas desaparecidas. El 1 de mayo fue hallado un barril con restos humanos cerca de Hemenway Harbor. La policía maneja la hipótesis que se trata de un hombre que murió baleado y cuyo cuerpo fue arrojado allí entre mediados de los los setenta e inicios de los ochenta. Pocos días después fueron hallados restos esqueléticos en Calville Bay. Y luego, el 25 de julio, fueron hallados más restos humanos en Boulder Beach. La policía ha especulado que al ceder más las aguas se descubrirán más restos. Los hallazgos han desatado teorías sobre casos antiguos de personas desaparecidas o asesinadas, quizás vinculados al crimen organizado y a la fundación de la ciudad de Las Vegas, que está a apenas 30 minutos en carro del lago. Las aguas del lago han caído más de 52 metros (170 pies) desde la última vez que el embalse estaba lleno, en 1983. La caída de las aguas ocurre en momentos en un creciente número de estudios científicos apuntan a que el planeta se está calentando, principalmente debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que quedan atrapados en la atmósfera.

Biden dice que está preocupado por los movimientos de China en malacate a Taiwán

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la vigor para someterlo a su control.

Agencias de inteligencia de EEUU se enfocan en China y Rusia

Las crecientes acciones amenazadoras de China y Rusia preocupan a las agencias de capacidad de EEUU.

Trump dice que agentes del FBI allanaron su casa de Florida

El expresidente Donald Trump dijo en un delegación que su casa de Florida fue allanada el lunes por agentes del FBI.

Se esperan al a salvo 100.000 personas para lanzamiento de la NASA a la Luna

El cohete es sitio del programa Artemis de la NASA, que tiene como objetivo ocasionar a los humanos de regreso a la Luna en algún momento de esta década.

Compartir

ABC CienciaMadrid
Actualizado:22/07/2021 01:04h
Guardar

Científicos que estudian el hielo de los glaciares han encontrado virus de casi 15.000 años de antigüedad en dos muestras de hielo tomadas de la meseta tibetana en China. La mayoría de esos virus, que han sobrevivido porque han permanecido congelados, no se parecen a ninguna especie que se haya catalogado hasta la fecha.

Los hallazgos, publicados en la revista ‘
Microbiome’, podrían ayudar a comprender cómo han evolucionado los virus a lo largo de los siglos. Además, los investigadores crearon un nuevo método mucho más limpio para analizar microbios y virus en el hielo sin contaminarlo.

«Estos glaciares se formaron gradualmente, y junto con el polvo y los gases, muchos, muchos virus también se depositaron en ese hielo», explica Zhi-Ping Zhong, autor principal del estudio e investigador de la Universidad Estatal de Ohio Byrd Polar and Climate Research. «Los glaciares en el oeste de China no están bien estudiados y nuestro objetivo es utilizar esta información para conocer ecosistemas pasados. Y los virus son parte de esos entornos».

Los investigadores analizaron núcleos de hielo tomados en 2015 de Guliya, en el oeste de China. Los núcleos se recolectan a gran altura: la cima de Guliya, donde se originó este hielo, está a casi siete kilómetros sobre el nivel del mar. Los núcleos de hielo contienen capas que se acumulan año tras año, atrapando todo lo que estaba en la atmósfera a su alrededor en el momento en que se congelaron. Esas capas crean una especie de ‘línea de tiempo’ que los científicos han utilizado para comprender más sobre el cambio climático, los microbios, los virus y los gases a lo largo de la historia.

Los investigadores determinaron que el hielo tenía casi 15.000 años. Pero, echando un vistazo más cercano, encontraron códigos genéticos de 33 virus. Cuatro de ellos ya eran conocidos, pero al menos 28 son nuevos para la comunidad científica. Y descubrieron algo más: la mitad de ellos parecía haber sobrevivido en el momento en que se congelaron, no a pesar del hielo, sino a causa de él.

«Estos son virus que habrían prosperado en ambientes extremos», afirma Matthew Sullivan, coautor del estudio, profesor de microbiología en el estado de Ohio y director del Centro de Ciencias del Microbioma del estado de Ohio. «Estos virus tienen firmas de genes que les ayudan a infectar células en ambientes fríos. Pero no son fáciles de extraer, y el método que Zhi-Ping desarrolló para descontaminar los núcleos y estudiar microbios y virus en el hielo podría ayudarnos a buscar estas secuencias genéticas en otros entornos helados extremos: Marte, por ejemplo, la Luna, o más cerca de casa en el desierto de Atacama, en la Tierra -los famosos ‘penitentes’ de la zona que se forman como consecuencia de las lluvias y, por efecto del extremo frío nocturno, se convierten en bloques de hielo».

El estudio de los virus en los glaciares es relativamente nuevo: solo dos estudios anteriores han identificado esste tipo de microorganismos en este ambiente. Sin embargo, «es un área de la ciencia que está ganando importancia a medida que cambia el clima», afirma Lonnie Thompson, autor principal del estudio, profesor universitario de ciencias de la tierra en Ohio State y científico investigador principal del Byrd Center. «Sabemos muy poco sobre virus y microbios en estos ambientes extremos, y lo que realmente existe en estos ecosistemas -afirma Thompson-. La documentación y la comprensión de eso es extremadamente importante: ¿Cómo responden las bacterias y los virus al cambio climático? ¿Qué sucede cuando pasamos de una era de hielo a un período cálido como el que vivimos ahora?».

Ver los
comentariosTemas