Dos décadas de yihadismo: hitos, altibajos y nuevos santuarios

Artículos relacionados

Hallan restos humanos en lago de EEUU vaciado por sequía

Las autoridades hallaron más restos humanos en la zona recreativa del Lago Mead al este de Las Vegas, donde las aguas han cedido debido a la sequía que agobia a la región, se informó el domingo. Es la cuarta vez que se descubren restos humanos en la zona, en momentos en que la sequía que afecta al oeste de Estados Unidos hace bajar las aguas en el río Colorado detrás de la Represa Hoover. Funcionarios del utilidad Guardabosques fueron convocados al aldea en la frontera entre Nevada y Arizona a eso de las 11 a.m. del sábado, al descubrirse los restos óseos en Swim Beach. Poco después, un equipo policial y de rescate fue para extraer los restos. Las autoridades dijeron que tratarán de establecer la causa de muertes, y al mismo tiempo escudriñarán registros sobre personas desaparecidas. El 1 de mayo fue hallado un barril con restos humanos cerca de Hemenway Harbor. La policía maneja la hipótesis que se trata de un hombre que murió baleado y cuyo cuerpo fue arrojado allí entre mediados de los los setenta e inicios de los ochenta. Pocos días después fueron hallados restos esqueléticos en Calville Bay. Y luego, el 25 de julio, fueron hallados más restos humanos en Boulder Beach. La policía ha especulado que al ceder más las aguas se descubrirán más restos. Los hallazgos han desatado teorías sobre casos antiguos de personas desaparecidas o asesinadas, quizás vinculados al crimen organizado y a la fundación de la ciudad de Las Vegas, que está a apenas 30 minutos en carro del lago. Las aguas del lago han caído más de 52 metros (170 pies) desde la última vez que el embalse estaba lleno, en 1983. La caída de las aguas ocurre en momentos en un creciente número de estudios científicos apuntan a que el planeta se está calentando, principalmente debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que quedan atrapados en la atmósfera.

Biden dice que está preocupado por los movimientos de China en malacate a Taiwán

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la vigor para someterlo a su control.

Agencias de inteligencia de EEUU se enfocan en China y Rusia

Las crecientes acciones amenazadoras de China y Rusia preocupan a las agencias de capacidad de EEUU.

Trump dice que agentes del FBI allanaron su casa de Florida

El expresidente Donald Trump dijo en un delegación que su casa de Florida fue allanada el lunes por agentes del FBI.

Se esperan al a salvo 100.000 personas para lanzamiento de la NASA a la Luna

El cohete es sitio del programa Artemis de la NASA, que tiene como objetivo ocasionar a los humanos de regreso a la Luna en algún momento de esta década.

Compartir

Los atentados del 11-S marcan la senda por la que transcurrirá el terrorismo yihadista en los años inmediatamente posteriores: grandes y sofisticadas operaciones contra ciudadanos occidentales, o en el propio Occidente.

Ocurrió en Madrid (11 de marzo de 2004, 193 muertos), en Londres (julio de 2005, 56 muertos) y en los atentados de París (noviembre de 2015, 130 muertos): las grandes capitales de Europa fueron sucesivamente golpeadas con acciones organizadas y preparadas por integrantes de Al Qaeda o su escisión, el Daesh.

Pero las dos décadas transcurridas desde los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono han sido también de «altibajos», en palabras de Ignacio Cembrero, periodista y escritor especializado en asuntos de yihadismo, un movimiento que ha cambiado su naturaleza a lo largo del tiempo.

20 años del 11-S: un relato sin final

Explica a RTVE.es que “ha habido momentos álgidos normalmente relacionados con la posesión de un santuario por parte de los terroristas, como en Afganistán, Irak o Siria. Hoy en día estamos en un, digamos, “terrorismo casero”, el del terrorista que apuñala en el transporte público, en la calle… pero ya no son los atentados a gran escala que hemos visto en Nueva York, en París o incluso en Londres y, por supuesto, en Madrid o Barcelona”.

Santuarios yihadistas

La profesora Raquel Barras, de la Universidad Complutense de Madrid, también apunta a la importancia de los llamados “santuarios” del yihadismo y a una consecuencia indeseada de las guerras que acabaron con ellos, en el caso de Afganistán, o de las invasiones o conflictos que los convirtieron en imanes para la Yihad, como fue el caso de Irak o Siria.

Según Barras “con las operaciones puestas en marcha en Afganistán e Irak, Al Qaeda sale debilitada y realiza una serie de cambios en su modus operandi. Por un lado, ya no es una estructura tan jerarquizada, puesto que está debilitada por las posiciones de Estados Unidos y sus aliados en estos dos territorios. Por otro, esto hace que se esparza más allá de Irak y de Afganistán hasta el punto de que tiene presencia en lugares muy dispares y donde hace 20 años no se encontraban”.

Además de su proliferación territorial, el número de yihadistas también ha aumentado. Un estudio del CSIS apunta a que el número de yihadistas se ha cuadruplicado en estos dos decenios. Según su responsable, Seth G. Jones, “el error sería declarar la victoria sobre el terrorismo con demasiada rapidez y, como resultado, desviar demasiados recursos y demasiada atención de los grupos terroristas cuando la amenaza sigue siendo significativa”.

Para Ignacio Cembrero, “es verdad que hay atentados, pero por cada atentado que se produce hay centenares de atentados abortados por las fuerzas de seguridad. Eso es un éxito”.

Construir estados sólidos

Para Raquel Barras, en el caso de Europa también se pueden considerar un éxito los programas de desradicalización impulsados por varios países y también por la propia Comisión Europea, a partir de la Directiva 2017/541.

También en materia de inteligencia “se ha avanzado bastante”, asegura esta especialista en yihadismo y crimen organizado. Sin embargo, Barras considera que hoy “es más posible que haya un atentado porque los grupos se han diseminado por todo el territorio global”.

La salida de EE.UU. de Afganistán y la vertiginosa vuelta al poder por parte de los talibanes extiende la sombra del fracaso sobre los esfuerzos de Washington y sus aliados. La clave para el futuro, según Barras, seguirá siendo “el state building, la construcción de Estado, de naciones seguras. Fácil no es, y tenemos como ejemplo los malos resultados de Afganistán”.

Cembrero considera que el intento de construir un Estado sólido en Afganistán ha sido un “estrepitoso fracaso” porque, en su opinión, “los occidentales han pecado de ingenuos y han sido demasiado complacientes con los corruptos que llevaron al poder”.

Para el periodista, “hay que compaginar la lucha militar y de inteligencia, con el desarrollo de las sociedades afectadas por el terrorismo, pero con criterios algo diferentes a los que se utilizaron en Afganistán”.

Sahel: nuevo escenario de la Yihad

Porque de lo contrario, advierten estos especialistas, el riesgo de que el yihadismo recupere la capacidad organizativa de los primeros años del siglo puede hacerse realidad desde los nuevos “santuarios” que está estableciendo.

África es el territorio más candente”, alerta la profesora Barras, que identifica la región del Gran Magreb Sahel como el gran foco de “inestabilidad” a las puertas de Europa.

Define la zona en la que están países como Malí, Níger o Burkina Faso como un “Arco Sur de inestabilidad con el que es necesario hacer algo y controlar de algún modo. En esa zona se producen sinergias entre el crimen organizado y el terrorismo, unidos a la inmigración ilegal y al tráfico ilegal de personas”.

Ignacio Cembrero comparte que “desde una perspectiva europea, lo que más debe preocuparnos ahora no es Afganistán sino el Sahel, que está lleno de estados fallidos o semifallidos, donde el terrorismo campa a sus anchas”.

La deteriorada situación del centro y norte de África, unida a la vuelta de los talibanes, abre la incógnita sobre el rumbo del yihadismo en esta década en Occidente. Si seguirá centrado en los ataques de “lobos solitarios” o si, por el contrario, retomará la organización de atentados sofisticados y mortíferos como los que marcaron el inicio del milenio.

El 11-S, en RTVE Play

En RTVE Play encontrarás la colección especial ’11-S: el atentado que cambió el mundo’, una recopilación de los mejores documentales sobre el suceso que incluye cuatro estrenos en la plataforma: 11-S: El día que cambió el mundo, una narración exhaustiva de los acontecimientos que tuvieron lugar ese día; la serie documental de cuatro episodios Afganistán. La tierra herida, un análisis de seis décadas de historia afgana a través de los ojos de quienes estuvieron allí; La CIA contra Bin Laden, otra serie documental de dos episodios en los que la agencia de inteligencia estadounidense revela los secretos mejor guardados sobre la caza y captura de Bin Laden; y El negocio del terrorismo, un documental que expone los vínculos entre la inteligencia occidental y el ISI de Pakistán en la guerra contra el terrorismo islamista.

La nueva colección de Play también engloba ocho programas de nuestro Archivo que recuerdan cómo se contó la noticia en el Telediario y los Especiales informativos, o cuáles fueron los análisis en profundidad de En portada, Informe semanal y Para todos La 2.