Nina Hagen para despedir a Angela Merkel en Alemania

Artículos relacionados

<img style='margin:0;padding:0...

<img style='margin:0;padding:0...

<img style='margin:0;padding:0...

<img style='margin:0;padding:0...

Compartir

Rosas rojas, la música de Nina Hagen y una banda militar han marcado la despedida de la canciller alemana Angela Merkel. A menos de una semana de dejar su puesto, el ejército la ha despedido en una ceremonia tradicional reservada solo 200 personas a causa de la COVID-19.

El próximo miércoles, la canciller abandonará su puesto después de 16 años y le cederá el lugar al socialdemócrata, Olaf Scholz. Para homenajear a la lideresa alemana el ejército ha celebrado su Zapfenstreich o toque de retreta, un solemne desfile nocturno a la luz de las antorchas en el patio del Ministerio de Defensa.

Merkel quiso dejar su impronta y eligió para su despedida una canción religiosa, otra de la cantante clásica Hildegard Knef y el ‘Du hast den Farbfilm vergessen’ de Nina Hagen.

Este tema es en un hit lanzado en 1974 por la reina del punk Nina Hagen, cuya letra recriminaba a un novio que solo le hizo fotos en blanco y negro porque olvidó el carrete en color.

«Esta canción fue lo más destacado de mi juventud», contestaba Angela Merkel tras ser preguntada por esta curiosa elección musical. «La canción también viene de Alemania del Este y, casualmente, todavía se toca en un área que solía ser mi distrito electoral. Así que todo encaja»

“Rosas rojas y música de Nina Hagen en la despedida del ejército alemán a Angela Merkel. Sus 16 años en el poder terminarán el próximo miércoles, con la investidura del socialdemócrata Olaf Scholz -> https://t.co/DBjqt4bNEu pic.twitter.com/OnQcgqlJC4“

— RTVE Noticias (@rtvenoticias) December 2, 2021

Merkel ha rendido homenaje a los médicos que luchan contra la COVID-19

Angela Merkel, visiblemente emocionada, se ha despedido de las fuerzas armadas a menos de una semana de dejar su puesto y cederle el bastón de mando a Olaf Scholz.

La canciller ha hecho un repaso por sus 16 años y los ha definido como «años ricos en eventos y, a menudo, muy difíciles». “Me han pedido esfuerzos políticos y humanos, pero también me han llenado siempre”, ha confesado la lideresa en presencia de la todavía ministra de defensa Annegret Kramp Karrenbauer, candidata que ella misma seleccionó para su sucesión.

Merkel ha subrayado, en mitad de la nueva ola de contagios por coronavirus que vive el país, que «la pandemia ha demostrado la importancia de la confianza en la política y la ciencia, pero también la fragilidad de esta confianza». “La democracia vive de la autocorrección, el respeto, la solidaridad y la confianza, también la confianza en los hechos”, ha indicado. 

La canciller, que ha presidido este jueves su último encuentro con las 16 regiones que coordinan la lucha contra el COVID, ha querido rendir homenaje a «todos los que están luchando con todas sus fuerzas contra la cuarta ola: médicos, enfermeras y equipos de vacunación».