ONG advierten de la situación extrema en la frontera Bielorrusa

Artículos relacionados

Hallan restos humanos en lago de EEUU vaciado por sequía

Las autoridades hallaron más restos humanos en la zona recreativa del Lago Mead al este de Las Vegas, donde las aguas han cedido debido a la sequía que agobia a la región, se informó el domingo. Es la cuarta vez que se descubren restos humanos en la zona, en momentos en que la sequía que afecta al oeste de Estados Unidos hace bajar las aguas en el río Colorado detrás de la Represa Hoover. Funcionarios del utilidad Guardabosques fueron convocados al aldea en la frontera entre Nevada y Arizona a eso de las 11 a.m. del sábado, al descubrirse los restos óseos en Swim Beach. Poco después, un equipo policial y de rescate fue para extraer los restos. Las autoridades dijeron que tratarán de establecer la causa de muertes, y al mismo tiempo escudriñarán registros sobre personas desaparecidas. El 1 de mayo fue hallado un barril con restos humanos cerca de Hemenway Harbor. La policía maneja la hipótesis que se trata de un hombre que murió baleado y cuyo cuerpo fue arrojado allí entre mediados de los los setenta e inicios de los ochenta. Pocos días después fueron hallados restos esqueléticos en Calville Bay. Y luego, el 25 de julio, fueron hallados más restos humanos en Boulder Beach. La policía ha especulado que al ceder más las aguas se descubrirán más restos. Los hallazgos han desatado teorías sobre casos antiguos de personas desaparecidas o asesinadas, quizás vinculados al crimen organizado y a la fundación de la ciudad de Las Vegas, que está a apenas 30 minutos en carro del lago. Las aguas del lago han caído más de 52 metros (170 pies) desde la última vez que el embalse estaba lleno, en 1983. La caída de las aguas ocurre en momentos en un creciente número de estudios científicos apuntan a que el planeta se está calentando, principalmente debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que quedan atrapados en la atmósfera.

Biden dice que está preocupado por los movimientos de China en malacate a Taiwán

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la vigor para someterlo a su control.

Agencias de inteligencia de EEUU se enfocan en China y Rusia

Las crecientes acciones amenazadoras de China y Rusia preocupan a las agencias de capacidad de EEUU.

Trump dice que agentes del FBI allanaron su casa de Florida

El expresidente Donald Trump dijo en un delegación que su casa de Florida fue allanada el lunes por agentes del FBI.

Se esperan al a salvo 100.000 personas para lanzamiento de la NASA a la Luna

El cohete es sitio del programa Artemis de la NASA, que tiene como objetivo ocasionar a los humanos de regreso a la Luna en algún momento de esta década.

Compartir

Miles de migrantes, entre ellos familias enteras con niños, se amontonan en una franja de terreno de la región de Grodno, en Bielorrusia, junto a la valla fronteriza con Polonia, erizada de concertinas. Entre ellos hay iraquíes, turcos, sirios y afganos, según han confirmado a RTVE.es varias fuentes. La Cruz Roja polaca asegura que hay incluso ciudadanos de países latinoamericanos.   

Afrontan a la intemperie temperaturas máximas de 9ºC y mínimas de 1ºC, que la semana que viene pueden bajar de los 0ºC. Cruz Roja y ACNUR han distribuido, en ambos lados de la frontera, ayuda básica, como mantas, sacos de dormir, ropa y comida, y los migrantes han comenzado a montar cabañas improvisadas y a abastecerse de leña del bosque circundante.​ Desde que comenzó esta crisis, en julio, han muerto al menos ocho personassegún ACNUR. 

Si el pulso entre el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko y la Unión Europea es una «guerra híbrida», como afirma Bruselas, entonces estas son las víctimas de esa guerra. «Los líderes políticos se han olvidado de que son personas que necesitan acceso a protección y cuidados médicos», explica la responsable de emergencias médicas de MSF, Crystal van Leeuwen. Unas personas «extremadamente vulnerables» que, de continuar la crisis, algunas de ellas «posiblemente morirán». 

Tensión en la valla fronteriza

Bielorrusia afirma que en total son unas 4.000 personas, pero Polonia calcula que puede haber entre 12.000 y 15.000 migrantes intentando cruzar por algún punto de los 350 kilómetros de frontera común, que en su mayor parte siguen el cauce del río Swislocz. 

Días atrás, las autoridades polacas cuantificaron entre 2.000 y 4.000 el número de personas concentradas solamente frente al paso fronterizo de Kuznica. Sin embargo, este jueves eran unas 800, por lo que creen que algunos se han dispersado a lo largo de la valla, informa Miguel Ángel García, enviado especial de TVE a la cercana localidad polaca de Byalistok.

Miles de migrantes continúan atrapados en la frontera entre Bielorrusia y Polonia – Ver ahora

El miércoles hubo 468 intentos de atravesar la alambrada, y se han producido lanzamientos de piedras y palos contra los guardias polacos. Si alguien consigue cruzar al lado polaco, los soldados y policías allí apostados (unos 15.000 efectivosle devuelven «en caliente», incumpliendo el convenio de Berlín que establece que tienen derecho a solicitar asilo. Según ha contado

“Los guardas polacos se los llevaron en una camioneta militar y los devolvieron al bosque“

«Conocí a 13 personas de Kurdistán (Irak) por la noche en mitad del bosque. El grupo, en el que había cuatro niños, pidió protección internacional y los guardas polacos se los llevaron en el maletero de una camioneta militar. Los devolvieron al bosque en la parte bielorrusa de la frontera», cuenta van Leeuwen. Estos migrantes ya habían pasado cuatro jornadas a la intemperie y los menores jugaban a imitar «el sonido de los animales salvajes que escuchaban por la noche»

Varsovia se niega a aceptar el despliegue de efectivos de Frontex, la agencia europea de control de fronteras. Hay que tener en cuenta que el gobierno polaco está en manos del partido xenófobo Ley y Justicia, contrario a la acogida de inmigrantes. 

De Oriente Medio a Polonia y Alemania

A comienzos de semana, cuando la vigilancia no era tan férrea, algunos consiguieron pasar. Es el caso de Youssef Atallah, procedente de Siria, que ha contado su historia a Reuters. Afirma que un soldado bielorruso le rompió la nariz. «Les dijimos [a los guardias] que queríamos volver a Minsk, que no queríamos continuar este viaje. Pero nos dijeron que no había vuelta atrás. Solo que nos fuéramos a Polonia«.

Michal Mikolajczyk, abogado y miembro de la Cruz Roja polaca, confirma a RTVE.es que algunos migrantes han sido golpeados, según su propio relato, por «gente de uniforme», pero no puede confirmar si se trataba de guardias bielorrusos o polacos. Esta experiencia la comparte van Leeuwen, de Médicos Sin Fronteras, quien cuenta que han tratado lesiones físicas de las que las víctimas culpan a los guardias «polacos y lituanos». Muchos llegan también con heridas tras haber recorrido kilómetros de bosques

«Algunos nos han manifestado que quieren pedir asilo en Polonia. Otros se dirigen más al oeste, ya hay personas que han sido detenidas en la frontera con Alemania, después de haber recorrido más de 500 kilómetros. Otros han perdido toda esperanza y solo quieren volver a casa«, explica Mikolajczyk.  Muchos lo vendieron todo en su país de origen para comprar un billete turístico de avión hasta Minsk. La UE acusa precisamente a Lukashenko de haber organizado estos vuelos y de facilitar que lleguen hasta la frontera. 

Anna Chmielewska, activista de la ONG polaca Fundacja Ocalenie, en un almacén de ropa y otros artículos de primera necesidad para los refugiados en Sokolka, cerca de la frontera con Bielorrusia. Wojtek RADWANSKI / AFP

 «Vinieron engañados, les habían dicho que detrás de un pequeño bosque estaba Europa, el paraíso, y no es así», lamenta Mikolajczyk.  Pero más allá de las razones por las que emigraron, van Leeuwen recuerda que son son personas que «tienen derecho a estar a salvo, a tener acceso a cuiado médico y humanitario y a ser tratados con dignidad. «Hemos conocido a familias, mujeres embarazadas, bebés de solo unas semanas…» a los que, con la fuerte militarización de la zona «se les está criminalizando»

Cruz Roja, junto con ONG locales, ha hecho llegar a los migrantes artículos de primera necesidad, sin embargo aún no ha recibido permiso de las autoridades para acceder directamente a la zona fronteriza. «Estamos muy preocupados por las condiciones de salud de las personas», advierte, por su parte, van Leeuwen. Tampoco Médicos Sin Fronteras ha obtenido autorización para atravesar el área de seguridad. 

“Hemos tratado a personas que han intentado suicidarse“

Deshidratación severa e hipotermia como resultado de las duras condiciones en las que se encuentran son las consecuencias físicas que MSF está encontrando en la frontera, pero la crisis humanitaria también está haciendo mella en la salud mental de los migrantes, que «son enviados de aquí para allá», del borde de un país al otro. «Algunos presentan trastornos psicológicos como el estrés postraumático. Hemos tratado a personas que no han sabido cómo afrontar la situación al extremo de que han intentado suicidarse», cuenta. 

«Esta es una gran crisis humanitaria, la situación en los últimos dos días es peor y peor – advierte Mikolajczyk – Cuando cada vez tenemos más migrantes, y las temperaturas bajan, tenemos que actuar más rápido». 

La ONU califica la situación de «intolerable» y pide un trato humano

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michel Bachelet, ha calificado la crisis de «intolerable». «No se debe forzar a cientos de hombres, mujeres y niños a pasar otra noche en un tiempo gélido sin refugio, comida, agua y tratamiento médico adecuados», ha declarado.

ACNUR ha ofrecido sus servicios a las autoridades bielorrusas para analizar las circunstancias de estas personas y si puede haber refugiados entre ellas, ha explicado a RTVE.es la portavoz en España, María Jesús Vega. Pero para ello tendrían que ser trasladadas a un lugar adecuado, alejado de la frontera y en condiciones dignas. «De ninguna manera se puede montar un campamento de refugiados allí», avisa. 

«Estamos hablando de dos países firmantes de la Convención de Ginebra, que recoge los derechos de asilo y protección. Deben cumplir las normas internacionales, facilitar el asilo para quienes puedan recibirlo y evitar devoluciones automáticas», subraya la portavoz de ACNUR, e insiste en que los migrantes «no pueden ser objeto de manipulación política». 

    Crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

    11.11.2021

    Miles de migrantes se concentran en Bielorrusia, junto a la valla de la frontera con Polonia. Esperan poder cruzar a territorio de la UE, pero de momento hacen frente a las bajas temperaturas con cabañas improvisadas.

    EFE/EPA

    Crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

    11.11.2021

    Al otro lado de la valla fronteriza, Polonia ha desplegado a 15.000 efectivos, incluyendo al Ejército, para impedir que los migrantes crucen la frontera.

    Ramil NASIBULIN / BELTA / AFP