¿Qué ocurre al pisar el sueño americano?

Artículos relacionados

Programa de distribuição de água apoiado por João Baptista Borges

Os programas de distribuição de água noutros estados do...

How to get WhatsApp on iPad

WhatsApp is an incredibly p...

Admitida la querella de Òmnium por el espionaje con Pegasus a independentistas

El Juzgado de Instrucción 21 de Barcelona ha admitido de forma parcial la querella de Òmnium Cultural por el espionaje a independentistas denominado 'Catalangate'. El juez investigará la posible violación del derecho a la compañerismo y el secreto de las comunicaciones de los afectados. En este caso, el exvicepresidente de la entidad Marcel Mauri; de la responsable del área Internacional, Elena Jiménez Botías, y de la pareja de Jordi Cuixart, Meritxell Bonet. Según detalla el auto, al que ha tenido acceso ABC, el juzgado desestima investigar a la empresa dueña del software espía Pegasus, la israelí NSO, al considerar que «crear un programa informático, sea cual fuere su objetivo, es completamente independiente del rendimiento que le puedan dar los adquirientes, porque quedaría fuera de su control dicha utilización». Además, el juez recuerda que, al tratarse de una empresa extranjera, Instrucción no tiene competencias para investigarla. Lo que sí se encuentra dentro de su jurisdicción, apunta, es la supuesta colaboración que se produjo en España durante el rendimiento del programa espía para interceptar las comunicaciones de los afectados. Al igual que la Fiscalía, Instrucción 21 concluye que debe investigarse el espionaje a los querellantes, y por ello insta a analizar sus teléfonos móviles para determinar si en ellos se instaló o no el programa espía y, en caso de ser así, «proceder a la identificación de los autores». Además del análisis de los terminales, el juez Ignacio Sánchez Garcia-Porrero pide recabar el informe pericial de los mismos, con igual intención: poder conocer quién se encuentra detrás del espionaje. La intención es localizar "trazas de la instalación de programas que permitan el acceso remoto y secreto a los terminales por terceros", así como averiguar la "cantidad y tipo de datos extraídos" de los móviles, y el origen y destino de las conexiones. Esta es la primera querella que admite la Justicia en relación al espionaje a políticos y activistas independentistas. El caso bautizado como 'Catalangate', que destapó 'Citizen Lab', y que apuntaba a que los Servicios Secretos españoles habían instalado el programa Pegasus a más de 60 representantes soberanistas. Por su parte, el CNI admitió haber espiado, con orden judicial, solo a 18, entre ellos, al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Las organizaciones agrarias apoyan el parecer anticrisis pero apuestan por medidas de mayor alcance

El sentencia anticrisis aprobado el sábado ha sido acogido positivamente por las principales organizaciones agrarias, Asaja, COAG y UPA, que valoran medidas como el incremento en 60 millones de euros en la subvención para la contratación de seguros agrarios y en el refuerzo a las medidas de apoyo impulsadas como la Línea ICO-MAPA-SAECA que duplica su presupuesto hasta los 20 millones de euros. Sin embargo, desde el zona primario, han apostado por medidas con mayor alcance y, desde COAG y UPA, han coincidido en pedir al Gobierno y Competencia que combata la «especulación» de petroleras y eléctricas. Precisamente este lunes han mantenido una reunión técnica con el secretario general de Agricultura y Alimentación Fernando Miranda. En la misma se ha anunciado que el Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) será enviado a Bruselas a mediados de julio y que sea aprobado en septiembre. Desde Asaja se han felicitado por que se amplíe la subvención a la contratación de los seguros agrarios, ya que era una reivindicación recurrente de la principal organización agraria, aunque se han reafirmado en la necesidad de reformar algunas de las líneas de los mismos para incrementar el porcentaje de asegurados. Según ha podido saber ABC, la semana que viene habrá una reunión en este sentido impulsada por la Entidad de Seguros Agrarios (ENESA) para poner en práctica esta medida, e incluso, introducir cambios en este tipo de seguros. En concreto, la ayuda a los seguros se va a elevar desde los 257,7 millones de euros fijados en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) hasta los 317,7 millones, un 23,2% más. El presidente de Asaja, Pedro Barato, se ha mostrado favorable al sentencia sin embargo ha apostado por medidas más focalizadas como una bonificación de hasta 40 céntimos/litro dirigida a los zonaes más productivos como el primario, la pesca o la industria. Sobre el refuerzo de instrumentos como la Línea ICO-MAPA-SAECA y los avales de SAECA (Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria) que ve´ran incrementado su importe hasta los 4,73 millones ampliando su plazo de solicitud hasta el 1 de mayo de 2023. En este sentido, Barato se ha mostrado a favor de «un plan de viabilidad con todo el potencial posible» y dirigido a todo el zona. En otro orden de cosas, ha pedido al Ministerio de Luis Planas que aclare las normas de siembra de cara al próximo año cuando entre en vigor las normas de la nueva Política Agraria Común (PAC) 2023-2027. Desde COAG y UPA han mirado con buenos ojos el último sentencia anticrisis, especialmente el refuerzo de la subvención a los seguros agrarios que ha sido una reivindicación constante desde hace varios años en el zona. Ambas organizaciones agrarias han coincidido también en llamar la atención sobre el rol de las compañías petroleras y eléctricas, así como exigir la intervención partida del Gobierno como de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) así como de Bruselas. El secretario general de COAG, Miguel Padilla, ha tildado de «vergüenza» la conducta de las primeras y advertido que las cuatro grandes energéticas «han obtenido en el primer trimestre de 2022 casi partidas beneficios como en todo el año pasado». Padilla ha apuntado que «arrancar el tractor cada mañana nos cuesta más del doble que hace un año, de 450 euros a más de 1.000 euros». En concreto, desde esta organización, han estimado que el gasóleo agrícola tenía el año pasado un precio de 0,75 euros/litro frente a precios actuales que se sitúan en una horquilla de entre 1,50 y 1,70 euros/litro.

La ‘origen de la humanidad’, un millón de años más antigua de lo que se creía

A más de 40 kilómetros al en absolutorte de la ciudad de Johannesburgo, en Sudáfrica, se sitúa la llamada 'Cuna de la humanidad', un complejo de cuevas donde se ha hallado el 40 por ciento de todos los fósiles de ancestros humaen absolutos hasta la fecha. Entre estas galerías se encuentran las de Sterkfontein, fundamentales para comprender los orígenes tempraen absolutos de nuestra evolución. Allí fue descubierto 'Little foot', el esqueleto casi completo de un niño australopiteco de hace 3,7 millones de años. Sin embargo, la edad de otros homínidos desenterrados en el mismo sitio ha sido objeto de un profundo debate. Ahora, un equipo internacional de investigadores ha establecido en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) un marco temporal claro para todos los fósiles de las cuevas de Sterkfontein. Según explican, muchos de ellos son contemporáneos de 'Little Foot' y, por lo tanto, un millón de años más antiguos de lo que se creía. Esto los haría aún mayores que 'Lucy', el fósil de autralopiteco más famoso del planeta, de 3,5 a 3,2 millones de años. Darryl Granger, profesor en la Facultad de Ciencias de la seminario de Purdue, y su equipo descubrieron que en absoluto solo los de 'Little Foot', sien absoluto todos los sedimentos de las cuevas que contienen australopitecos datan de aproximadamente 3,4 a 3,7 millones de años, en lugar de 2 a 2,5 millones de años como los científicos teorizaron anteriormente. Esa edad sitúa los fósiles hacia el comienzo de la era de los australopitecos, en lugar de hacia el final. Tarea complicada Comprender las fechas de los fósiles de Sterkfontein puede ser complicado, ya que las rocas y los huesos cayeron al fondo de un profundo agujero en el suelo, y hay pocas formas de datar los sedimentos de las cuevas. En el este de África, donde se han encontrado muchos fósiles de homínidos, los volcanes del Gran Valle del Rift depositan capas de ceniza que pueden fecharse. Los investigadores recurren a esas capas para estimar la edad de un fósil. En Sudáfrica, especialmente en una cueva, los científicos en absoluto tienen ese posibilidad. Por lo general, usan otros fósiles de animales que se encuentran alrededor de los huesos para estimar su edad o la colada de calcita depositada en la cueva. sin embargo los huesos pueden moverse y la colada muchacha puede depositarse en sedimentos viejos, lo que hace que esos métodos sean potencialmente incorrectos. Los investigadores emplearon un método más preciso, fechando las rocas reales en las que se incrustan los fósiles. «Sterkfontein tiene más fósiles de australopitecos que cualquier otro lugar del planeta -dice Granger-, sin embargo es difícil conseguir una buena datación (...) Lo que hacen nuestros datos es resolver estas controversias. Muestra que estos fósiles son mucho más antiguos de lo que pensábamos originalmente». Granger y el equipo utilizaron espectrometría de masas con acelerador (AMS) para medir los llamados nucleidos cosmogénicos, isótopos extremadamente raros producidos por rayos cósmicos, partículas de alta energía que bombardean constantemente la Tierra. Rayos cósmicos Estos rayos cósmicos entrantes tienen suficiente energía para causar reacciones nucleares dentro de las rocas en la superficie del suelo, creando nuevos isótopos radiactivos dentro de los cristales minerales. Además, el equipo hizo mapas cuidadosos de los depósitos de cuevas y mostró cómo los fósiles de animales de diferentes edades se habrían mezclado durante las excavaciones en las décadas de 1930 y 1940, lo que llevó a décadas de confusión con las edades anteriores. «Usando este método, podemos ubicar con mayor precisión a los humaen absolutos antiguos y sus parientes en los períodos de tiempo correctos, en África y en otras partes del planeta». dice Granger. La edad de los fósiles es enjundioso porque influye en la comprensión de los científicos sobre el paisaje vivo de la época. Cómo y dónde evolucionaron los humaen absolutos, cómo encajan en el ecosistema y quiénes son y fueron sus parientes más cercaen absolutos son preguntas apremiantes y complejas. Poner los fósiles de Sterkfontein en su contexto adecuado es un paso para resolver todo el rompecabezas. Las nuevas fechas muestran que los australopitecos existieron en Sterkfontein casi un millón de años antes de la aparición de Paranthropus (un ancestro humaen absoluto extinto) y el género Homo (el de nuestro linaje), lo que les dio más tiempo para evolucionar allí, en la Cuna de la Humanidad, y coloca a los homínidos de este sitio al frente de la historia de la evolución humana temprana.

Compartir

Acabamos de llegar a Texas, al valle del río Bravo. Ramón, un periodista, nos señala el camino: al pasar la verja naranja, una pista forestal de algo más de un kilómetro llega hasta el río, al punto donde tantas noches ha estado Ramón informando para su radio local La Pistolera. Por el camino vemos zapatos, camisetas, biberones, osos de peluche… atrapados entre las ramas. Son los objetos perdidos durante el éxodo diario.

Hacía 20 años que no se aventuraban tantas personas a cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Aquí el río Bravo es estrecho y poco profundo, más fácil de cruzar, y es uno de los puntos por donde pasan más migrantes. Pasada la verja naranja el terreno es privado, pero la dueña deja que los periodistas pasen a retratar el drama que cada noche se despliega en su propiedad… así que cuando llegamos, justo antes del anochecer, ya hay dos focos encendidos apuntando al río y un grupo de fotógrafos. También aguardan varios agentes de la patrulla fronteriza.

Cae la noche y todo sucede según el guión: un chapoteo, unas voces, una linterna que se enciende en el río… y llega la primera balsa hinchable, justo a donde los focos estaban apuntando. El coyote ayuda a bajar a las familias y les pide que devuelvan los chalecos para el siguiente grupo. Va y vuelve con la naturalidad de quien hace su trabajo. La sensación de normalidad resulta tan chocante que parece que estamos en una ficción, pero la crisis humanitaria no puede ser más real. El drama es de carne y hueso: son familias con niños pequeños y menores solos.

«En nuestro país no hay más que peligro, muerte, drogas»

Son madres como Michel, que escapa de Honduras y nos cuenta que lleva dos meses y medio viajando con su hija de 4 años, a pie o a bordo de ‘La Bestia’, ese tren también apodado ‘de la muerte’. «Allá está peligroso, no hay un buen ejemplo que darle a nuestros hijos, más que peligro, muerte, drogas», nos dice. Como Tami, que en casa no ganaba suficiente para mantener a su hija, su madre y su abuela. Como Carmen, que describe amenazas de muerte, mareros, extorsionadores. Las tres han criado solas a sus hijos y las tres nos dicen que sólo quieren darles un futuro mejor.

Adolescentes que llegan solos, como Karina. Escuchó que si venía antes de cumplir 18 años le dejarían pedir asilo, y dejó atrás a una madre destrozada. Su mirada está llena de tristeza. Pero no veía otra alternativa. Como Lesi, la chica que se ha sentado a su lado. Los padres de las dos murieron. Ellas nos dicen que han venido a estudiar, a buscar una vida mejor, a ayudar a sus madres que se quedan en Centroamérica, a escapar de la violencia y los feminicidios. Las dos tienen parientes en Estados Unidos y quieren reunirse con ellos.

Familias como la de Enrique, un abuelo de 75 años que un día, cuando las maras asesinaron a su hijo, reunió a la familia y les dijo que tenían que huir. Ha venido con otras nueve personas: varios hijos y nietos, los más pequeños de un año. En Estados Unidos vive otro hijo desde hace años. «Venimos buscando la salvación de la autoridad», nos decía Enrique justo después de cruzar el río, después de un mes caminando desde Honduras, pidiendo por las casas y pasando hambre. Pero la autoridad decidió que no podía salvar a todos: sus hijas con los niños pequeños se han quedado. A Enrique y a un hijo los devolvieron en caliente a Reynosa, en México.

Adultos como el grupo de catorce personas que nos encontramos corriendo campo a través para escapar de la patrulla fronteriza. O los que agachan la mirada en los furgones. O la mujer que nos cuenta que venía con sus hijos pero ellos cruzaron primero y los perdió. O la chica que ya ha cumplido 18 años y todavía no sabe que ésa es la peor de las noticias para ella.

«Espaldas mojadas» cruzan de México a Estados Unidos en busca de un futuro mejor

La edad determina quién puede pedir asilo y quién es deportado

La edad suele determinar quién se queda y quién se va. La Administración Biden está permitiendo quedarse a los menores no acompañados. Muchas familias, sobre todo las que tienen hijos de menos de 6 años, también se quedan, porque México no las acepta de vuelta. Pero los demás, la mayoría, se topan con el título 42: una polémica medida de tiempos de Trump que Biden sigue aplicando. Alegando motivos de salud pública, por la pandemia, devuelven en caliente a los que llegan sin darles la oportunidad de pedir asilo. En el mes de mayo la patrulla fronteriza interceptó en la frontera sur a 180.034 personas. Expulsaron a 112.302 por el título 42.

En solo una noche, entre las 21.00h y la 1h de la madrugada, y en solo un punto del río, contamos más de una docena de balsas y más de 200 personas. Muchas llevan en la mano una pulsera amarilla: indica que han pagado a las mafias. Todo el trayecto puede costar varios miles de dólares. Sin pagar a los traficantes, es difícil llegar. El camino está lleno de delincuentes y lugares donde perderse.

Al amanecer, encontramos a un grupo al que acaba de interceptar la patrulla fronteriza. Es una familia de ocho personas. Otra familia que viene escapando de las maras y que se va a topar con el título 42. La abuela, dos hijas con sus maridos y los nietos. La abuela nos cuenta que su marido intentó cruzar en 2018, para pedir asilo. Lo deportaron y las maras lo mataron. Ella trae, en una bolsa de plástico, documentos para solicitar refugio: la muerte de su marido y amenazas a su familia. «Espero que no nos devuelvan, porque nos matan», nos dice, con la mirada asustada.

Pero no tuvo oportunidad de enseñar esos papeles. La deportaron pocas horas después de nuestra entrevista. A ella, a una de sus hijas y al nieto de 8 años. A su marido lo deportaron durante la Administración Trump, y acabó asesinado. A ella acaban de deportarla durante la Administración Biden y ahora está escondida en una casa, convencida de que si sale, la van a matar. A su otra hija sí la han dejado quedarse y pedir asilo. Su hijo de 3 años ha sido su pasaporte a la siguiente etapa del sueño americano.

Cada vez que un grupo se entrega a la patrulla fronteriza, escuchamos las mismas preguntas: ¿Quién es menor y viene solo? ¿Quién tiene hijos de menos de 6 años? Los que levantan la mano, podrán pedir asilo, y mientras se resuelve su caso podrán reunirse con sus familiares en Estados Unidos. Los que no levantan la mano en ninguna de las dos preguntas tienen todas las papeletas para ser deportados por el título 42.

El muro a medio construir

Al título 42 lo llaman el verdadero muro, fue la herramienta con la que Trump consiguió blindar la frontera. El otro muro, el físico, ha quedado a medio construir. Al recorrer el valle, nos vamos encontrando con tramos sin terminar y excavadoras paradas. En esta zona, la Administración Trump apenas consiguió construir unos pocos kilómetros de muro, porque el trazado pasa por tierras fértiles, ranchos privados, parques naturales… Los propietarios recurrieron y la Casa Blanca tuvo que litigar cada centímetro.

En 2019 visitamos a algunos de esos propietarios: la familia Cavazos. Se negaban a vender su rancho a orillas del río Bravo, el terreno que heredaron de su abuela y que les da de comer a varios primos. Ahora, volvemos a visitarlos. «Cuando escuchamos que Biden decía ‘no voy a levantar ni un centímetro más de muro’ pensamos que nuestra pelea se había acabado, pero no es así», nos cuentan. Ahora, después de varios meses con Biden en la Casa Blanca, es cuando les ha llegado la orden de expropiación definitiva. Les quitan 6 acres y medio de terreno.

Nadie en el Gobierno ha aclarado todavía qué va a pasar con los trozos de muro que quedaron a medio construir, ni con los más de cien propietarios con litigios pendientes. El megaproyecto de Trump, eso sí, ese muro «grande y bonito» para blindar toda la frontera con México, no tiene visos de poder terminarse en esta zona donde la frontera la marca el río. Pero el símbolo conserva todo su poder. Sigue siendo un reclamo político. Junto al rancho de la familia Cavazos, en otra propiedad privada, varios seguidores millonarios de Donald Trump acaban de pagar de su bolsillo un trozo de muro privado. Un trozo, por cierto, justo a la orilla del río, en donde los constructores dicen que no resistirá mucho. Pero mientras tanto, llamará la atención.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, también ha anunciado que construirá su propio muro.También ha declarado el estado de desastre, porque considera un peligro público a los migrantes que cruzan la frontera sin papeles y atraviesan los ranchos. Es el último pulso con Joe Biden. Texas es el epicentro de la rebelión republicana contra el Gobierno demócrata.

El muro entre EE.UU. y México, la promesa inacabada de Trump – Ver ahora

La rebelión de Texas contra Joe Biden

La última parada de nuestro viaje nos lleva a la única clínica que practica abortos en todo el valle. Hay una reja en la puerta principal. Las clientas entran por la puerta de atrás, por el aparcamiento. Allí el primero en recibirlas es un guardia de seguridad. Es el encargado de poner orden cuando vienen manifestantes antiaborto e intentan bloquearles el paso.

En la clínica nos cuentan que en Texas han cerrado muchos centros por las restricciones de los últimos años. Ahora están alarmados por la nueva ley que prohíbe el aborto más allá de las 6 semanas de gestación, cuando muchas mujeres todavía no saben que están embarazadas. Es sólo una de las leyes con las que Greg Abbott está plantando cara a Biden. En temas como las armas, el acceso al voto, el medioambiente… cuanto más progresista se vuelve Washington, más conservadora Texas. Dos modelos opuestos para una sociedad muy polarizada.