la UE y EE.UU. refuerzan su alianza energética

Artículos relacionados

Hallan restos humanos en lago de EEUU vaciado por sequía

Las autoridades hallaron más restos humanos en la zona recreativa del Lago Mead al este de Las Vegas, donde las aguas han cedido debido a la sequía que agobia a la región, se informó el domingo. Es la cuarta vez que se descubren restos humanos en la zona, en momentos en que la sequía que afecta al oeste de Estados Unidos hace bajar las aguas en el río Colorado detrás de la Represa Hoover. Funcionarios del utilidad Guardabosques fueron convocados al aldea en la frontera entre Nevada y Arizona a eso de las 11 a.m. del sábado, al descubrirse los restos óseos en Swim Beach. Poco después, un equipo policial y de rescate fue para extraer los restos. Las autoridades dijeron que tratarán de establecer la causa de muertes, y al mismo tiempo escudriñarán registros sobre personas desaparecidas. El 1 de mayo fue hallado un barril con restos humanos cerca de Hemenway Harbor. La policía maneja la hipótesis que se trata de un hombre que murió baleado y cuyo cuerpo fue arrojado allí entre mediados de los los setenta e inicios de los ochenta. Pocos días después fueron hallados restos esqueléticos en Calville Bay. Y luego, el 25 de julio, fueron hallados más restos humanos en Boulder Beach. La policía ha especulado que al ceder más las aguas se descubrirán más restos. Los hallazgos han desatado teorías sobre casos antiguos de personas desaparecidas o asesinadas, quizás vinculados al crimen organizado y a la fundación de la ciudad de Las Vegas, que está a apenas 30 minutos en carro del lago. Las aguas del lago han caído más de 52 metros (170 pies) desde la última vez que el embalse estaba lleno, en 1983. La caída de las aguas ocurre en momentos en un creciente número de estudios científicos apuntan a que el planeta se está calentando, principalmente debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que quedan atrapados en la atmósfera.

Biden dice que está preocupado por los movimientos de China en malacate a Taiwán

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la vigor para someterlo a su control.

Agencias de inteligencia de EEUU se enfocan en China y Rusia

Las crecientes acciones amenazadoras de China y Rusia preocupan a las agencias de capacidad de EEUU.

Trump dice que agentes del FBI allanaron su casa de Florida

El expresidente Donald Trump dijo en un delegación que su casa de Florida fue allanada el lunes por agentes del FBI.

Se esperan al a salvo 100.000 personas para lanzamiento de la NASA a la Luna

El cohete es sitio del programa Artemis de la NASA, que tiene como objetivo ocasionar a los humanos de regreso a la Luna en algún momento de esta década.

Compartir

La Unión Europea (UE) y EE.UU. han respondido este viernes a las amenazas de Rusia en las fronteras de Ucrania reforzando su alianza energética para garantizar un suministro «continuo, suficiente y oportuno» de gas al bloque comunitario en caso de una crisis, como un eventual ataque de Moscú a Kiev.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, han salido al paso de los últimos acontecimientos con una declaración conjunta en la que ambos se comprometen a «intensificar la cooperación energética» con el fin de que ciudadanos y empresas en la UE y en países vecinos «dispongan de unos suministros energéticos fiables y asequibles».

El texto se enmarca en la escalada de tensiones con el Kremlin, que ha acumulado tropas en sus fronteras con Ucrania y ha despertado el miedo a una nueva agresión a su vecino a pesar de los intentos diplomáticos por apaciguar las intenciones de Vladimir Putin.

En este contexto, fuentes europeas reconocen a EFE que han trabajado «más intensamente que nunca» con las autoridades estadounidenses durante las últimas tres semanas con el objetivo de preparar sanciones contra Moscú, pero también para estar listos frente a las que pueda adoptar Rusia contra el club comunitario.

Europa, dependiente del gas ruso

El problema de la UE es que depende en gran medida de las importaciones de gas procedentes de Rusia, que aglutina el 41 % de ellas y distribuye este recurso a unos veinte Estados miembros del bloque, con los socios del sudeste del bloque como los más afectados. Además, los depósitos de gas de los países de la UE, cuando el hemisferio norte se encuentra en mitad del invierno, están actualmente al 40 %, frente al 53 % de los valores de hace justo un año.

Diversificar su cartera y reducir la dependencia del gas ruso es uno de los grandes objetivos que se ha marcado el bloque desde hace tiempo, a pesar de que Berlín y Moscú sacaron adelante su plan para aumentar las importaciones de gas a través del Nord Stream 2, pendiente aún de autorización para operar, algo a lo que se opone Estados Unidos.

En 2019, con Donald Trump en la Casa Blanca y Jean-Claude Juncker en el Berlaymont, Bruselas prometió incrementar sus importaciones de gas estadounidense para zanjar un conflicto comercial con Washington y en los seis meses siguientes las compras aumentaron un 181 %.

Estados Unidos es el mayor proveedor del gas natural licuado

Actualmente, Washington es el mayor proveedor de la UE de gas natural licuado (GNL), como recuerdan Biden y Von der Leyen en su declaración conjunta, en la que ambas partes remarcan que están trabajando «con gobiernos y operadores de mercado en el suministro de volúmenes adicionales de gas natural a Europa desde diversas fuentes en todo el mundo».

«El GNL en el corto plazo puede reforzar la seguridad de suministro y al mismo tiempo permitir la transición hacia las cero emisiones», continúa el texto conjunto, que también recoge el compromiso del Ejecutivo comunitario para «mejorar la transparencia y la utilización» de los terminales de gas natural licuado en la UE.

El próximo 7 de febrero, ambos bloques celebrarán en la capital estadounidense un Consejo de Energía EE.UU.-UE en el que la seguridad energética y los mercados dominarán la agenda.
La declaración con Washington es otro paso más dentro de los contactos diplomáticos que Bruselas emprendió esta semana para mostrar al Kremlin su determinación para reducir la dependencia de su gas.

Contactos con Catar para garantizar la seguridad energética

Tanto Von der Leyen como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, contactaron en las últimas horas con el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani en sendas conversaciones telefónicas tras las que ambos líderes destacaron la importancia de este país del Golfo Pérsico para la UE.

«La fiabilidad de Catar como proveedor energético es importante para la seguridad energética de la UE y los suministros de gas», escribió Michel en su cuenta de Twitter tras hablar con el emir catarí.

De hecho, desde la capital europea se reconoce que muchos ojos en este ejercicio para diversificar la cartera energética están puestos en los países del Golfo, con los que la UE tiene una relación «muy fuerte»; apuntan fuentes comunitarias. El interés, explican, no reside únicamente en reforzar la cooperación en términos de suministro de petróleo y gas, sino en que se «expanda» a otras áreas como la inversión en proyectos de nuevas energías renovables, como el hidrógeno