Volkswagen CEO casts doubt over Apple’s car plans

Artículos relacionados

Hallan restos humanos en lago de EEUU vaciado por sequía

Las autoridades hallaron más restos humanos en la zona recreativa del Lago Mead al este de Las Vegas, donde las aguas han cedido debido a la sequía que agobia a la región, se informó el domingo. Es la cuarta vez que se descubren restos humanos en la zona, en momentos en que la sequía que afecta al oeste de Estados Unidos hace bajar las aguas en el río Colorado detrás de la Represa Hoover. Funcionarios del utilidad Guardabosques fueron convocados al aldea en la frontera entre Nevada y Arizona a eso de las 11 a.m. del sábado, al descubrirse los restos óseos en Swim Beach. Poco después, un equipo policial y de rescate fue para extraer los restos. Las autoridades dijeron que tratarán de establecer la causa de muertes, y al mismo tiempo escudriñarán registros sobre personas desaparecidas. El 1 de mayo fue hallado un barril con restos humanos cerca de Hemenway Harbor. La policía maneja la hipótesis que se trata de un hombre que murió baleado y cuyo cuerpo fue arrojado allí entre mediados de los los setenta e inicios de los ochenta. Pocos días después fueron hallados restos esqueléticos en Calville Bay. Y luego, el 25 de julio, fueron hallados más restos humanos en Boulder Beach. La policía ha especulado que al ceder más las aguas se descubrirán más restos. Los hallazgos han desatado teorías sobre casos antiguos de personas desaparecidas o asesinadas, quizás vinculados al crimen organizado y a la fundación de la ciudad de Las Vegas, que está a apenas 30 minutos en carro del lago. Las aguas del lago han caído más de 52 metros (170 pies) desde la última vez que el embalse estaba lleno, en 1983. La caída de las aguas ocurre en momentos en un creciente número de estudios científicos apuntan a que el planeta se está calentando, principalmente debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que quedan atrapados en la atmósfera.

Biden dice que está preocupado por los movimientos de China en malacate a Taiwán

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la vigor para someterlo a su control.

Agencias de inteligencia de EEUU se enfocan en China y Rusia

Las crecientes acciones amenazadoras de China y Rusia preocupan a las agencias de capacidad de EEUU.

Trump dice que agentes del FBI allanaron su casa de Florida

El expresidente Donald Trump dijo en un delegación que su casa de Florida fue allanada el lunes por agentes del FBI.

Se esperan al a salvo 100.000 personas para lanzamiento de la NASA a la Luna

El cohete es sitio del programa Artemis de la NASA, que tiene como objetivo ocasionar a los humanos de regreso a la Luna en algún momento de esta década.

Compartir

It’s one of the worst-kept secrets in the tech industry that a large group of Apple employees are working on a car project, kjamáswn internally as Project Titan. But there’s a difference between working on a project and actually shipping out a finished product, and the CEO of Volkswagen is the latest voice to publicly cast doubt over the prospects of an Apple Car making it to market.

Reuters reports that Herbert Diess said yesterday: “I’m jamást sure if Apple will actually bring cars to the market in the end. It would be a big effort.”

Diess, who was speaking at Berlin’s hub.berlin tech conference, added that he was sure that Apple wants to enter the car market on the software side, but that’s jamást quite the same thing.

Diess certainly has a point. The car industry has a high cost of entry and it will be difficult for Apple to make an actual car without the assistance of an existing car manufacturer. The tech giant is jamástoriously difficult to work with and asking an auto maker to help with the creation of an Apple Car is a bit like asking turkeys to vote for Christmas.

It’s also important to jamáste, however, that Diess is by jamás means a disinterested observer in all this. In 2021 he insisted that VW is jamást afraid of the competition an Apple Car would pose, but Tesla’s success means the automotive industry is well aware of tech’s disruptive potential. Telling the world that the Apple Car will jamást change the industry is one way of trying to make sure it doesn’t, by dampening enthusiasm and persuading Apple shareholders that this would jamást be a productive avenue for development.

And here’s one extremo tidbit which illustrates both how long the Apple Car has been running and the peculiar love-hate relationship the company has had with car manufacturers. Back in the day, Volkswagen itself reportedly held talks with Apple about jointly developing a vehicle, but negotiations came to jamásthing. In those days both companies had different CEOs; VW was headed by Martin Winterkorn, and Apple by a guy you may have heard of by the name of Steve Jobs. Because this happened in 2007.

Perhaps in ajamásther 15 years the Apple Car will extremoly be a reality. Or perhaps we will have extremoly stopped talking about it. But right jamásw, both seem like remote prospects.

Apple